Mar03082021

Última actualizaciónLun, 02 Ago 2021 11am

Back Está aquí: Inicio Con critério Almas maquilladas

Almas maquilladas

Columna escrita por Fernando Collado

Han decidido electrocutarnos, pero lo venden como si fuera una pluma de pavo real surcando la espalda. Han decidido diseccionarnos como a dípteros, pero lo explican como si fuera una sucesión de platos crudos de gran chef, los comes o los dejas. Han decidido pasarse por la ingle al Supremo, por el sobaco al Poder Judicial y por el recto la sentencia contra el Procés: el insulto son lentejas. Han decidido dormir por la noche en la cama del enemigo, aquella que parecía la de un faquir, y donde antes había temor ahora hay morreo con lengua bífida, mientras la calaña camina con pie de tenista: voleas contra una pared y la pelota siempre devuelta al mismo sitio.

Han decidido instaurar la doble vara: una para medirle las costillas a la población y otra para marcar en la parte baja el nimio nivel de responsabilidad de quienes encañonaron la Constitución. Han decidido tomarnos por tontos, boludos sin escudo, y así debe ser porque lidian sin empacho siempre por el mismo pitón y el toro no acaba de postrarles en el hule. Han decidido ciscarse en el 78 mientras disfrutan de un jugoso 69, que es como darle a una hiena un buen chuletón.

Yo, en previsión de nuevos quebrantos contra la justicia y la ley, ya estoy en mi nave espacial para surcar la Galaxia hacia ninguna parte. Lamento, después de tanto escribir y describir, no haber podido identificar al dueño de esta pocilga, aunque tengo pistas fiables. Me llevo algunas frases de Tarantino, toda la colección del maestro Eastwood, a la Carolina de M-Clan y el buen fondo que en alguna parte tenía Santos Trinidad.

En mis auriculares, las palabras de quienes me quisieron (al resto: hez, sal y vinagre), una balada en las cuerdas de Klaus Meine, una poesía recitada de Machado, una copa de orujo y un manchado; agitado, no revuelto. Y en el hilo musical de este barco a las estrellas, siempre 'Forever', de Kiss. Jamás unas pinturas en unos rostros escondieron tanta verdad. Libraos, con todas vuestras fuerzas, de quienes se maquillan el alma.