Mié26062019

Última actualizaciónMar, 25 Jun 2019 1pm

Back Está aquí: Inicio Torrelavega - Occidente El Gobierno de Cantabria relanza las obras del albergue municipal de peregrinos de Boo de Piélagos

El Gobierno de Cantabria relanza las obras del albergue municipal de peregrinos de Boo de Piélagos

La alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio, junto con el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín; el primer teniente de alcalde, Alfredo Rodríguez Otero; el concejal de Obras y Servicios, Antonio Gómez Mirones, y otros miembros del equipo de gobierno (PSOE-PRC) ha visitado esta mañana las obras del albergue municipal de peregrinos de Boo.

Se trata de un edificio que estaba abandonado y que el Gobierno de Cantabria, para evitar el deterioro, ha querido relanzar acometiendo la construcción de la cubierta, escaleras y rampa de acceso, así como mejoras en la cubierta circular y la de los torreones del edificio que ha supuesto una inversión de 43.625 euros.

Martín ha recordado que la Consejería quiere poner en valor el Camino Lebaniego y el Camino del Norte, en general, con la instalación de infraestructuras como la que ha visitado hoy.

El consejero, que ha elogiado la colaboración del Ayuntamiento de Piélagos, ha afirmado que estas obras suponen un paso inicial para que se cierren las fachadas y el edificio se convierta en un albergue para unas cincuenta personas en un punto intermedio del Camino del Norte y el Lebaniego.

Por su parte, Verónica Samperio ha agradecido a Martín la inversión de su Consejería y espera que exista una continuidad en las sucesivas fases para que el albergue sea una realidad, al tiempo que destacado su ubicación en un “paraje incomparable”.

Características del futuro albergue

El edificio del futuro albergue está formado por dos plantas (baja y semisótano), con forma circular y dos torreones cuadrados que marcan el acceso.

La superficie construida de la planta baja es de 161 metros cuadrados y se desarrolla sobre una plataforma situada a aproximadamente a 1 metro sobre la cota del vial que se salva mediante una escalera y una rampa.

La planta semisótano, situada en su gran mayoría bajo la plataforma de la planta baja y su terraza, tiene forma rectangular con su frente curvado, con laterales que se abren a una especie de patios ingleses que poseen unas rampas de conexión con la zona del vial de acceso. La superficie construida de esta planta semisótano es de 464 metros cuadrados.

Está previsto que en la planta baja se encuentre un vestíbulo de acceso, la recepción, un comedor con una pequeña cocina y una barra, aseos, escalera y ascensor adaptado.

En el resto de la plataforma se habilitará una terraza abierta. Las fachadas de esta planta contarán con un filtro visual, a base de cilindros metálicos en distintos verdes, para controlar y dirigir las vistas.

En la planta semisótano se prevé ubicar una zona húmeda con aseos, vestuarios y lavandería, otra zona con cuartos de instalaciones y limpieza; una sala de estar y siete dormitorios con un total de 50 camas.

Las fachadas de esta planta serán más cerradas en las zonas de dormitorios y se abrirán más en las zonas que dan al patio y al talud verde.