Mar13112018

Última actualizaciónMar, 13 Nov 2018 11am

Back Está aquí: Inicio Costa Oriental El Gobierno invertirá en una primera fase más de 3 millones para reforzar el dique norte del puerto de Castro Urdiales

El Gobierno invertirá en una primera fase más de 3 millones para reforzar el dique norte del puerto de Castro Urdiales

El Gobierno de Cantabria invertirá 3.193.678 euros en la primera fase de refuerzo del dique norte, también conocido como rompeolas, del puerto de Castro Urdiales, una demanda histórica del Ayuntamiento que saldrá a licitación en los próximos días y contempla un plazo de ejecución de quince meses.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha realizado el anuncio hoy en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, a donde ha acudido para presentar el proyecto a la Corporación local. Mazón ha recordado que la última remodelación sobre la infraestructura data de 1983, de ahí la necesidad de realizar este refuerzo en base los diferentes estudios previos realizados para determinar la mejor solución y cumplir con los estándares de seguridad marcados por las Recomendaciones de Obras Marítimas (ROM).

Dichos informes concluyen que el dique norte no cumple actualmente con las exigencias de seguridad marcadas, de ahí que el Gobierno de Cantabria decida ejecutar ahora este proyecto que, para Mazón, pone de manifiesto el compromiso del Gobierno autonómico con Castro Urdiales y el "gran esfuerzo presupuestario" que hay detrás de esta actuación para tranquilidad de los ciudadanos.

El consejero ha estado acompañado, entre otros, por el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y por el alcalde del municipio, Ángel Díaz-Munio, que ha mostrado su satisfacción por una actuación "especialmente relevante" para los castreños y que permitirá mantener al pueblo protegido de los temporales en mejores condiciones de seguridad. Además, el alcalde ha agradecido el apoyo del Gobierno regional a las necesidades del municipio durante toda la legislatura.

Tras la presentación, las autoridades locales y regionales han visitado el rompeolas para comprobar in situ su estado actual.

Plan de trabajo

En esta primera fase, se actuará sobre la zona que tiene un mayor número de cavidades y conductos y presenta un mayor deterioro. De este modo se logrará reducir la probabilidad de fallo del dique vertical y aumentar la anchura y el peso del mismo, además de mejorar su integridad reforzando el exterior con hormigón armado.

Con el objetivo de reducir las presiones acuáticas en la losa de coronación, se dispondrán tubos dren en cada metro de longitud para dar salida al agua de un modo ordenado y, para garantizar la correcta cimentación del dique, se recrecerá la escollera hasta un ancho de 5 metros y un peso de 300 kilogramos.

Además, está proyectada la reparación de aquellas zonas en mayor contacto con el mar y que, por ende, están más deterioradas, por medio de la reconstrucción de los huecos detectados con mortero, sacos, resina o pastas. Las obras deberán llevarse a cabo durante la bajamar y en la temporada estival para favorecer su ejecución.

Por último, se prevé la colocación de una losa nueva de 60 centímetros a lo largo de todo el paseo para alargar su vida útil, paseo que se va a ensanchar en 3,5 metros.

La solución adoptada por los servicios de la Consejería permitirá una mayor durabilidad del dique al tener en cuenta parámetros de seguridad mayores, equivalentes a los exigidos actualmente por las ROM si la infraestructura fuera de nueva construcción.