Mié30092020

Última actualizaciónMar, 29 Sep 2020 12pm

Back Está aquí: Inicio Con critério El talento del maquetista Velo a tamaño natural

El talento del maquetista Velo a tamaño natural

Columna escrita por José Ángel San Martín

Ahora que la desescalada parece un hecho tan alejado como el Medievo, conviene revisitar los barcos a escala de Antonio Velo.Ya es hora de ajustar cuentas con el talento de este maestro ajustador Santanderino. Sus decenas de embarcaciones revelan la categoría de este maquetista que transita por esa equívoca edad madura que justifica el debate entre el artista y el artesano.


Antonio Velo, con la discreta y eficiente ayuda de su mujer, Conchita, es un talento esférico. Se le mire por donde se le mire, irradia talento. Décadas de trabajo, disciplina e inspiración, tal vez por este orden, han edificado un auténtico museo naval de barcos a escala en San Román de La Llanilla.
Conviene reparar en Velo. Porque nos reconcilia con el placer del trabajo bien hecho. Porque nos demuestra que la pasión y la vocación son tan perdurables como sus modelos a escala 1:70. Y porque, como el gran escritor pío Baroja, revalida todos los días el éxito de un oficio solitario, huraño y de rincón.
Si Antonio Velo tuviese la oportunidad de reproducir este viejo y herido planeta a escala 1:70, lo haría. Pero aún no se lo ha propuesto. Tiene demasiados auto encargos pendientes. Le preocupan mucho más los barcos que los océanos. Le seducen mucho más las viejas cuadernas de galeón que las nuevas planchas de acero de las corbetas de Arabia Saudí. Y le esperan urgentemente unos cuantos barcos que, como el Mississippi hicieron historia por bravos y procelosos que fueran los mares.
Velo deja siempre encendida la vela de su ingenio. Está en plena navegación. Embarcado cada día en proyectos nuevos que necesitan indefectiblemente un capitán diestro, un timón firme y una tripulación distinta.
Antonio Velo, el maestro de los modelos a escala tiene un talento de tamaño natural. Es prolífico, tenaz y pertinaz. Siempre embarcado en el penúltimo proyecto. Siempre remando a favor de viento. Siempre entregado a una tarea tan inacabada como inacabable. Puede que también inabarcable. De momento, toma medidas, y ejecuta modelos. Crear es creer.
@JAngelSanMartin