Mié30092020

Última actualizaciónMar, 29 Sep 2020 12pm

Back Está aquí: Inicio Con critério Los guarros que tiran mascarillas al suelo

Los guarros que tiran mascarillas al suelo

Columna escrita por Miguel del Río

Va a tener que esperar un poco a que escriba lo de pintar el Faro de Ajo como si fuera una tarta, porque me tiene muy cabreado comprobar, a cada momento, cómo las aceras de nuestras ciudades y pueblos se llenan de mascarillas tiradas por los suelos, por obra y gracia de los guarros de turno. La diferencia entre ver una mascarilla puesta en el rostro de una persona (prevención), a pisarla cuando andas por las calles, es la sensación de decadencia social que te inunda. No estamos atravesando semejante tragedia, con miles de muertos y contagiados, con el miedo en el cuerpo, con muchísimas personas que aún no salen de casa por temor, para ver el mal uso que se hace de elementos protectores frente al maldito Covid-19.

Al tiempo se demuestra lo poco o nada que supone para este ejército de cochinos poner en riesgo a los trabajadores de la limpieza, que tienen que recoger esas mascarillas desechadas de mala manera. Nos quejamos por todo, olvidando casi siempre que el ejemplo empieza en uno mismo. La flojita comunicación oficial a la hora de contar las verdades del coronavirus ha llevado a esta nueva etapa, en la que muchos se comportan como si lo ocurrido hubiera sido una mala gripe. Hace unos días, abandoné un local de ocio, porque no daba crédito al comportamiento general de no cumplir una sola de las recomendaciones que nos dan sobre la distancia social, ante todo, y el uso de la mascarilla cuando la situación lo requiere. Con el verano ya encima vamos a ir a peor, y luego culparemos a las autoridades político-sanitarias, cuando los que pasamos de todo somos nosotros. Las mascarillas tiradas forman parte de este mal comportamiento que tenemos ante las indicaciones que hay que seguir. Hemos aplaudido mucho a médicos y enfermeras, pero no nos da para pensar que estamos poniendo en riesgo nuevamente a la poca sanidad que queda en pie. Actuar con responsabilidad es otro de los valores que se han caído del tablero de cómo hay que hacer realmente las cosas. ¡Triste mundo este de ahora!