Mié26062019

Última actualizaciónMar, 25 Jun 2019 1pm

Back Está aquí: Inicio Bahía de Santander Los datos de 2018 son tajantes: en Astillero no hay plaga de roedores

Los datos de 2018 son tajantes: en Astillero no hay plaga de roedores

Los datos de 2018 son tajantes: en Astillero no hay ninguna plaga de roedores, e incluso han descendido los avisos en zonas donde se ha mejorado el saneamiento. El informe de las actuaciones realizadas el pasado año por Montañesa de Desinfección, la empresa de control de plagas contratada por el Ayuntamiento de Astillero, demuestra que en ningún caso se puede decir que haya una mayor presencia de roedores en el municipio.

Los datos reflejan un descenso de avisos en aquellas calles donde se ha renovado la red de saneamiento, ya que su antigüedad es uno de los factores que inciden en la aparición de roedores. En algunas zonas donde hay un cierto aumento de avisos, Montañesa de Desinfección lo atribuye a circunstancias coyunturales, como pueden ser los trabajos de movimiento de tierras o la existencia de fincas y propiedades, mayoritariamente privadas, cuyo estado de abandono o suciedad favorecen la presencia de roedores.

El informe de 2018, que recoge tanto las acciones preventivas rutinarias que se realizan durante todo el año como la atención a avisos, incide, precisamente, en la necesidad de que la ciudadanía tome conciencia de que determinadas situaciones o comportamientos favorecen la presencia de roedores.

“La existencia de edificaciones y solares abandonados constituyen focos de proliferación de roedores, siendo estos los que pueden ser avistados con mayor frecuencia. Es decir, mantener los entornos saneados, tanto públicos pero también de forma relevante privados, es el paso primordial para mantener la población de roedores controlada”, detalla el informe. “Se observa en toda la extensión del Ayuntamiento, abundantes casas y locales abandonadas y solares de titularidad privada en mal estado, en cuyo interior no es posible realizar actuaciones de disposición de cebos raticidas, excediendo el ámbito de actuación de las campañas de desratización”, ya que no pueden acometerse en propiedades privadas, añade el informe. Una situación que, en ocasiones, puede hacerse extensiva al alcantarillado, canalones, etc. de comunidades privadas, con un deficiente mantenimiento que favorece la presencia de roedores.

Mientras en los puntos del municipio donde se han acometido mejoras en la red de saneamiento han descendido los avisos, si se aprecia un cierto aumento en zonas donde se están ejecutando obras que implican movimiento de tierras, como es el caso del nuevo vial al Polígono de Morero. Las propias condiciones climatológicas, como la baja pluviosidad, es otro factor que favorece la presencia de roedores, afirman desde Montañesa de Desinfección.

También es otro factor que provoca mayor presencia de roedores, los procedimientos inadecuados para la eliminación de residuos sólidos urbanos. Así, el informe señala que la basura dispersa o en bolsas colocadas fuera de los contenedores; el depósito de basura orgánica en contenedores no soterrados por la mañana, permaneciendo excesivo tiempo hasta que es retirada por el concesionario del servicio; la incorrecta eliminación de restos de poda; la acumulación de envases en el exterior de establecimientos hosteleros, etc. son comportamientos que atraen roedores.

La empresa de control de plagas atendió en 2018 en torno a 200 avisos por presencia de roedores. Una cifra que matizan, ya que algunos de esos avisos son de personas que vuelven a comunicar la misma incidencia al no haber sido localizados para informarles de su solución. Una parte importante de esos avisos, insiste el informe, se refieren a fincas y propiedades “privadas”, donde las condiciones en que están favorecen la presencia de roedores y en las que ni el Ayuntamiento ni la empresa de control de plagas pueden actuar de forma preventiva.

Todas estas circunstancias, se señala en la documentación, se han producido en campañas anteriores ante análogas situaciones y factores.

“No hay ningún dato real y contrastable que permita decir que en estos momentos hay una mayor presencia de roedores en el municipio”, ha subrayado la concejala de Medio Ambiente, Obras y Servicios, Maica Melgar. Al contrario, actuaciones de renovación de las redes de saneamiento, como la ejecutada hace unos meses en el Barrio Obrero, contribuyen a mejorar el control de plagas, y así lo evidencian los datos, ha dicho.

Además, ha recordado que desde el equipo de Gobierno se trabaja en el requerimiento de limpieza de fincas particulares en mal estado; en el mantenimiento y limpieza de los contenedores soterrados y exteriores por parte de la empresa concesionaria de la recogida de basuras; y también en la concienciación a la ciudadanía sobre la correcta utilización de los puntos de recogida de basuras.

La empresa encargada del control de plagas, Montañesa de Desinfección, realiza durante todo el año actuaciones preventivas, revisiones en el alcantarillado y puntos de cebo, además de atender las mencionadas incidencias ante avisos ciudadanos o de los servicios municipales. Además de los roedores, se realizan acciones de control y lucha contra otras plagas, como por ejemplo, las de mosquitos, cucarachas, etc.

“Astillero ya cuenta con un plan de control de roedores y no se está dando ninguna situación diferente a años anteriores. Quienes digan lo contrario, sin datos contrastables, solo pretenden mentir y alarmar a la ciudadanía con un tema que genera un lógico desagrado”, ha concluido la concejala.