Sáb18112017

Última actualizaciónSáb, 18 Nov 2017 8am

Back Está aquí: Inicio Bahía de Santander El Ayuntamiento reforma el cuarto de basuras del Mercado de la Esperanza y el acceso desde Isabel II

El Ayuntamiento reforma el cuarto de basuras del Mercado de la Esperanza y el acceso desde Isabel II

El Ayuntamiento de Santander reformará el cuarto de basuras y la escalera de acceso al Mercado de la Esperanza desde la calle Isabel II, de manera que se preste un mejor servicio tanto a los comerciantes como a sus clientes. Se trata de una actuación que supone una inversión municipal de 44.374 euros y cuenta con un plazo de ejecución de 3 meses.

La alcaldesa, Gema Igual, ha comprobado el estado de las obras, que acaban de iniciarse, y que se suman a las de mejora de accesibilidad del edificio ejecutadas recientemente, por un presupuesto cercano a los 300.000 euros, que han permitido hacerlo accesible desde el exterior y facilitar la movilidad en su interior, al mismo tiempo que se ha mejorado el acondicionamiento de algunas de sus dependencias.

Igual ha destacado la importancia de los mercados tradicionales y su apuesta por el producto de Cantabria y por la atención por parte de profesionales que asesoran a sus clientes desde cuestiones como la calidad y el origen de cada producto hasta cómo cocinarlos.

En la visita ha participado también el presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de La Esperanza, Ignacio Rodero, y varios comerciantes, a quienes la alcaldesa ha agradecido su implicación en la mejora constante del mercado, que redunda en beneficio de sus negocios, pero también de la atención que prestan a los clientes y de la propia ciudad.

En este sentido, ha recordado que el mercado, el más grande de estas características de Cantabria y uno de los pocos edificios que existen en España de arquitectura en hierro decimonónica, que fue declarado monumento histórico-artístico en 1977, es también un atractivo turístico de la ciudad.

En virtud del proyecto que ha empezado ya a ejecutarse, se llevará a cabo una reforma completa del local de basuras y una nueva redistribución de espacios, de manera que se permita liberar el pasillo de acceso de los contenedores que ahora se almacenan allí y se facilite el acceso a la zona de almacén y vestuario de los trabajadores.

Tras las obras, el cuarto de basuras aumentará su superficie útil, se dotará al vestuario de ventilación e iluminación natural, se renovarán las carpinterías exteriores para que el local disponga de ventilación cruzada natural de forma permanente.

Además, se reconstruirán los acabados cerámicos en paredes y suelos, y se pondrán al día las instalaciones eléctricas y de fontanería.

Para el desarrollo de los trabajos, en primer lugar, se ha habilitado en el exterior del edificio un habitáculo para cobijar los contenedores a resguardo de los viandantes y de las inclemencias meteorológicas.

En segundo lugar, se va a desmantelar la antigua estación de triturado de basuras y se rellenará el foso con la construcción de una nueva solera-forjado en prolongación del nivel del resto del local, lo que permitirá ampliar la superficie útil de la zona de trasiego de contenedores, facilitar y mejorar la eficacia de las operaciones de gestión, carga y descarga de las basuras.

La obra se completará con la reforma completa del local y la redistribución de espacios, de manera que permita liberar el pasillo de acceso de contenedores y se faciliten el paso a la zona de almacén y vestuario de trabajadores, dotando a este último de ventilación e iluminación natural.

La escalera tendrá una pendiente más suave y no ocupará la acera

Por su parte, la reforma de la escalera de acceso que lleva desde la calle Isabel II hasta la planta primera del Mercado hará posible solventar inconvenientes que presenta en la actualidad, como la pendiente excesiva, la ocupación de parte de la acera y la situación de la puerta corredera de cristal a media altura en uno de los peldaños intermedios.

Por tanto, se cambiará la posición y tipología, de manera que se consiga un desarrollo con pendiente más suave, y se evite invadir la acera de la calle Isabel II con el estrechamiento que se producía.

Para lograr este objetivo, el Mercado de la Esperanza ha podido disponer de un puesto adyacente en la cara Norte de la escalera que se pretende reformar, rescatado y desamortizado de su uso original, que será necesario demoler previamente para realizar la obra de la nueva escalera.

Estas nuevas condiciones permiten proyectar una escalera que se desarrollará en dos tramos con un mayor número de peldaños, logrando el acceso a nivel desde la acera de Isabel II y que la puerta automática corredera este situada a nivel de suelo.

Unido a esta obra, corresponde disponer las nuevas puertas automáticas correderas y la reforma de la verja de hierro que cierra la puerta Este a la planta primera del mercado, con el fin de adecuarlo a las nuevas condiciones del acceso.